Hoy, 22 puntos con: DIEGO HERRANZ MARTÍN, entrenador Alevín “B” Feder F-7 18/19

0
84

ONCE TEMPORADAS LLEVA “DIEGO” CON NOSOTROS IMPARTIENDO SABIDURÍA ENTRE LOS MÁS PEQUEÑOS Y LOS MENOS PEQUEÑOS

En portada, Diego a la izquierda, con el equipo Infantil”B”, junto a su compañero José Ángel Laborda Zarza (a la derehca) en la temporada 2016/17

Comenzamos esta nueva sección de entrevistas “Hoy, 22 puntos con …”, con dos de los entrenadores más carismáticos de la escuela, como son DIEGO y JOSE ó JOSE y DIEGO. Que como bien refiere el dicho, “tanto monta, monta tanto, …”. Ambos llegaron a la escuela en sus inicios y se han mantenido fieles a la misma desde entonces. Ellos han crecido con ella y la han visto desarrollarse desde el “punto cero” hasta el punto en que nos encontramos en la actualidad.

Muchos son los peques que han pasado por sus entrenamientos y que han disfrutado de sus conocimientos, de su paciencia y de su buen carácter. Han compartido tantas mañanas y tardes entre ellos, que no les va a quedar más remedio que compartir también esta introducción. Al igual que hicieron estas dos últimas temporadas con el ascenso del equipo Infantil “C” de segunda a primera y con el ascenso del Infantil “A” de primera a preferente.

Con la entrevista algunos comenzarán a conocerlos, pero seguro que al final de la misma, otros les conocerán un poco más. Chicos/as, un fuerte aplauso para ambos.

Diego a la izquierda, con Jose a la derecha. En el centro el portero Mario Vicente actualmente en el Juvenil “A”. Final de Interistritos que ganaron por 3-1 en la temporada 2011/12
  1. Nombre, apellidos y edad

Diego Herranz Martín. Generación del 88 (30 años).

  1. Estudios

Técnico superior en actividades físico-deportivas.

Magisterio de Educación Física (UAH).

Técnico deportivo en fútbol nivel 2.

Actualmente cursando el Grado de Educación Primaria (UCJC).

  1. Profesión

Maestro de Educación Física en la Comunidad de Madrid.

  1. ¿Cuáles son tus hobbies?

Sin duda mi principal hobby es entrenar, y formar a niños y adolescentes dentro del fútbol base. Una tarea no siempre fácil, que implica grandes dosis de paciencia, compromiso, y sobre todo de ilusión. Pero que cobra el sentido cuando cada sábado, y a final de temporada, se plasma, se refleja y se recogen los frutos del trabajo realizado cada semana. Una de las sensaciones más gratificantes que he experimentado a nivel personal, y la responsable de seguir enganchado a este vicio llamado fútbol. Pura vida.

Por otro lado, también soy un gran aficionado de la música, y de viajar. Creo que pocas cosas pueden aportar más a una persona que abrir la mente a nuevas experiencias y aventuras, haciendo que te conozcas a ti mismo un poco más.

  1. Tres equipos de fútbol profesional que destaques

Real Madrid, Atlético de Madrid, y Rayo Vallecano. Nacido y crecido en Madrid, no podía ser de otra manera (jajaja). Por otro lado, actualmente destacaría al Betis, que bajo las órdenes de Quique Setién están realizando un fútbol vistoso y eficaz, llevándolos a conseguir diversos retos hasta ahora.

  1. Tres jugadores profesionales que destaques

Como niño, y adolescente, que creció entre los 90 y los 2000, mi referente como futbolista siempre fue Raúl. Un jugador que, con profesionalidad, humildad, y sencillez llegó a lo más alto del fútbol de élite, dejando un gran ejemplo para jugadores y niños en todos los campos donde jugó. Eterno capitán.

Actualmente, no hay otra opción que destacar a los 2 mejores jugadores del mundo que hemos tenido la suerte de sufrir, y disfrutar en la liga española, Cristiano Ronaldo y Messi. Creo que a veces no somos conscientes del legado que están dejando estos 2 genios, desde que tengo memoria no recuerdo nada igual. Se les echará de menos cuando no estén.

  1. Tres entrenadores profesionales que destaques

Sin duda, creo que hay dos entrenadores que han revolucionado el mundo del fútbol, del entrenamiento, y de la gestión de equipos en la época actual; Pep Guardiola y José Mourinho. Dos perfiles tan diferentes como necesarios, el yin y el yan, el héroe y el anti-héroe. Un binomio indisociable que se complementan y mejoran mutuamente con la existencia del otro. Y que su influencia ha llegado a todos los niveles, desde los equipos en los que han trabajado, como sus rivales, y otras categorías, hasta los equipos modestos de barrio donde los entrenadores también hemos buscado un espejo en el que poder mirarnos y aprender.

En una segunda línea, pero no menos importante, destacaría al Cholo Simeone por su gran labor en el atlético. Un entrenador que le ha devuelto la identidad a un club histórico, realizando grandes hazañas a través de la ilusión, la confianza y el trabajo diario. Y es que el rendimiento que está siendo capaz de sacar a todos sus jugadores, durante todas estas temporadas, creo que está al alcance de muy pocos entrenadores. Un crack.

Diego a la izquierda con Jose a la derecha. Con un equipo Benjamín en la temporada 2008/09. Una de las primeras imágenes de la escuela
  1. ¿Cuándo jugabas al fútbol, en qué posición te gustaba jugar?

Por mis condiciones físico-técnicas mis entrenadores siempre me solían poner en la banda izquierda, a veces como lateral y otras como extremo. El hecho de ser zurdo siempre ha jugado a mi favor a la hora de repartir minutos.

  1. ¿Alguna anécdota al respecto?

El recuerdo de aquellos campos de tierra, y cemento cuando llovía, donde un partido podía ir 5-0 en la primera parte, y terminar en la segunda 5-6. Todo dependía de la cantidad de charcos que hubiera, y cómo estuvieran repartidos en el terreno de juego. Lesiones aparte.

  1. ¿Cuánto tiempo llevas en Unión Valdebernardo? ¿Y cómo fue el integrarte en su cuerpo técnico?

Echando la vista atrás casi da vértigo recordarlo, esta es mi undécima temporada en el club, comencé esta aventura en septiembre de 2007.

Aún recuerdo el primer día cuando llegamos José y yo para hablar con Javi Naranjo. Dos pipiolos de 19 años aprovechando una oportunidad que nos llegó casi de casualidad. Cuando terminamos el instituto empezamos a estudiar TAFAD, y fue ahí donde un compañero nos puso en contacto con Javi Naranjo. Nos dijo que era un preparador físico del Rayo Vallecano, y que estaban iniciando un proyecto de escuela de fútbol en el barrio de Valdebernardo, para el cual necesitaban monitores. Sin mucho preámbulo, y sin pensarlo mucho aceptamos y nos embarcamos en esta aventura con más corazón que cabeza. Y es que, por entonces, no teníamos ni la más ligera idea de lo que todo ello implicaba, y mucho menos de lo que podría durar. El caso es que después de 10 años, aquí seguimos, con la misma ilusión (o más) que el primer día.

  1. Destaca algunos momentos especiales para ti en estos 11 años de dedicación en la escuela.

Después de tantas temporadas, es difícil acordarse de todos los momentos especiales que he tenido la suerte de vivir aquí. Pero si tengo que destacar alguno, serían los primeros títulos de liga, y torneos, que conseguimos con una generación de jugadores (y padres/madres) irrepetibles. Fue nuestro primer equipo, empezando con ellos en pre-benjamines, y finalizando cuando eran alevines de segundo año. Esa etapa culminó ganando el campeonato Interdistrito, donde salimos campeones de Madrid, en aquel momento todo un sueño hecho realidad, y sobre todo un proceso de varios años. Esto fue entre 2007 y 2012.

Es cierto que después, y de una manera más reciente, hemos conseguido grandes cosas, quizá más importantes, sobre todo a nivel de club, como los dos ascensos consecutivos las dos temporadas pasadas, que nos han valido para que este año el infantil A compita en categoría preferente.

  1. ¿Qué valoras más en el trabajo que se hace en el fútbol base de la escuela?

Podría destacar muchas cosas, pero creo que la auténtica clave en el progreso y el éxito de esta escuela reside en el compromiso, y la ilusión, con la que llevamos a cabo nuestro trabajo todos los que formamos parte de ella; entrenadores, monitores, preparadores físicos, delegados, ayudantes, readaptadores, padres, madres, y coordinadores. Entre todos formamos una pequeña microsociedad, en la que aportamos nuestro granito de arena, y de la cual nos nutrimos desarrollando un sentimiento de pertenencia muy difícil de superar en cualquier otro ámbito de la vida. Ya se sabe, somos unión, somos ilusión.

Diego, celebrando con los chicos del Infantil “A” 2017/18, la entrega de medallas en un encuentro que tuvo la RFFM con los campeones de distintas categorías. Campeonato y ascenso a Preferente Infantil. “Chapeau” por el segundo título y ascenso consecutivo con este grupo de infantiles
  1. ¿Qué mensaje global mandarías a los jugadores de la escuela?

Que disfruten del fútbol, y que aprendan a vivirlo cómo lo que realmente es; una oportunidad para superarse cada día. Que disfruten y aprendan de todos los momentos que les toquen vivir, tanto de las victorias, como de las derrotas. Que todo ello forma parte de un proceso, y que cuando decidan terminar de jugar por el motivo que sea, les quedará algo mucho más allá de los resultados obtenidos; un montón de buenos amigos, y un puñado de recuerdos que les habrán ayudado a forjar la persona que han llegado a ser.

  1. ¿Qué mensaje mandarías a los padres, familiares y amigos de los chicos de la escuela?

Como decía antes, todo el mundo tiene su función. Sin duda, los padres/madres son el armazón que mantienen navegando a este barco, y por ello deben ser conscientes de la importancia que tienen todos sus comportamientos y conductas, tanto dentro del campo como en casa. Su labor es fundamental para el desarrollo de los niños y niñas en el ámbito deportivo, y por tanto para el devenir del equipo del que forman parte. El apoyo incondicional, y la escucha activa, por encima de las lecciones, consejos, o apreciaciones a nivel técnico-táctico en sus hijos, es un ejercicio de responsabilidad que tienen que asumir como parte activa de este engranaje.

  1. Actualmente sigues muy involucrado en el UNIÓN. ¿Qué equipos llevas a día de hoy?

Actualmente, después de unos años de mucha intensidad, he decidido dar un paso atrás a nivel competitivo, y volver a la base donde empieza todo. Esta temporada dirijo dos equipos; el pre-benjamín D con niños y niñas que apenas están comenzando su andadura futbolística, y donde el objetivo es formarles como personas a través de los valores implícitos en un deporte de equipo. Y el alevín B que están jugando en competiciones federativas, y donde intento transmitirles conceptos de mayor exigencia técnico-táctica ya que están a un paso de embarcarse en el auténtico fútbol de competición.

De izquierda a derecha, Ángel (delegado) y los técnico Jose y Diego, en la fiesta de campeones de RFFM en la 2017/18
  1. ¿Qué es para ti el Unión Valdebernardo?

Aquí sí que podríamos decir aquello de “más que un club”. A nivel personal ha sido un denominador común en mi vida desde que apenas tenía 20 años, y que también me ha ayudado a desarrollarme como persona y educarme un poco más, sobre todo en términos de paciencia, esfuerzo, y superación. Un montón de grandes recuerdos, una fuente de amistades, una familia deportiva.

  1. En estos últimos años, el Unión ha crecido muchísimo, ¿a qué crees que es debido?

Lo primero, y como señalaba anteriormente, al compromiso de todos y cada uno de los que formamos parte. También de los que han pasado dejando su granito de arena, y ahora ya no están. Y, por otro lado, creo que el punto de inflexión llegó cuando se decidió apostar por la introducción de nuestros equipos en las competiciones federativas. A partir de ahí, creo que el nivel técnico-táctico de los jugadores ha crecido, y por tanto el nivel competitivo de los equipos. Otro factor importante creo que ha sido la creación del primer equipo, un grupo de chavales jóvenes llenos de entusiasmo, que afrontan los partidos con la máxima ilusión, y que sirven como fuente de motivación, y referencia, para los jugadores de toda la escuela, especialmente para los equipos juveniles y cadetes. Además, cabe destacar que un buen número de ellos están también involucrados en diversas parcelas dentro del club de una manera casi altruista, lo que hace que el vínculo, tanto con la escuela como entre ellos, sea sólido y cargado de buen ambiente. Un beneficio para todos.

  1. ¿Qué aspectos valoras más en los jugadores?

La capacidad de liderazgo, el espíritu de superación, y la capacidad de gestionar las emociones tanto en el campo, como en el vestuario. Cuando un jugador consigue proyectar eso de forma positiva hacia sus compañeros es un auténtico lujo.

  1. ¿Cómo te defines como entrenador?

Bueno, al haber pasado por diferentes etapas formativas/competitivas creo que he experimentado distintas fases. No tienen nada que ver la forma de entrenar, ni gestionar un equipo de infantiles o cadetes, con uno de pre-benjamines. Cuando eres apasionado y ambicioso tratas de adaptarte a la categoría en la que entrenas para sacar lo máximo de ese equipo. Por eso, ahora me definiría como un entrenador-formador que trato de adecuar los objetivos, y los contenidos tácticos, en función de las características psicoevolutivas de la etapa en la que entreno. También hay una parcela importante que todos los entrenadores-formadores compartimos, la faceta psicológica. Autentica clave, sobre todo, con chavales en edad adolescente. Y es que el rendimiento de un equipo, por encima de lo físico, técnico, y táctico, radica en su estado de ánimo.

  1. Para el primer equipo, de reciente aparición hace poco más de dos años, y que está rayando a un buen nivel desde sus comienzos, ¿qué les recomendarías?

Que mantengan la misma línea que hasta hora. Que disfruten del reto que se les presenta esta temporada para ascender de categoría, y que sigan haciéndolo como mejor saben, siendo un equipo dentro y fuera del campo. Cracks!

  1. Pide tres deseos.

Salud para todo/as

Una temporada llena de ascensos

¡Y que podamos disfrutar con el club muchos años más!

  1. ¿Cuál sería tu sueño?

A nivel deportivo, creo que poder contemplar al Unión Valdebernardo en 1ª división algún día sería todo un sueño.

En un nivel más terrenal, poder ver a un jugador formado en la casa debutar en 1ª división.

Toda una trayectoria juntos. Que grandes

Como decíamos con José Ángel Laborda en la entrevista anterior, también hemos conocido un poco más a Diego Herranz Martín. Con estas entregas queremos poner en valor la importancia de todos y cada uno de los profesionales que participan en el C. D. UNIÓN VALDEBERNARDO. Sin ellos sería imposible el desarrollo de este proyecto tan bonito e ilusionante que tenemos por delante; obviamente, sin todo lo realizado anteriormente, no sería posible. Una buena cimentación es lo más importante de un gran edificio.